Vamos a la playa, seguros.

Os presentamos a nuestra última criatura. Una solución para el distanciamiento social en playas.

Se trata de un delimitador de distancia social que permite no solo que conozcamos cuál es nuestro espacio en la playa, sino que los otros usuarios de la playa no se acerquen al nuestro.

El delimitador de distancia social está compuesto por una tela, cuatro estacas y una bolsa playera. El tamaño mínimo es de 2×2 metros, la superficie de playa a ocupar por cada bañista recomendada por las autoridades sanitarias, pero también está disponible en tamaños de 3×3 y 4×4, para familias. Además es muy fácil de montar y desmontar, puesto que las cuatro costuras de la cinta determinan la distancia entre los vértices.

El kit  se puede adquirir por un precio de 10 euros en la tienda Melicatesen.

No hay comentarios

Agregar comentario

Current month ye@r day *